LA REALIDAD OCULTA

TE INVITAMOS A VIAJAR CON NOSOTROS A TRAVÉS DE LA LÍNEA DIVISORIA QUE
SEPARA LA REALIDAD DE LA FANTASÍA.
José María Ibáñez.

jueves, 28 de febrero de 2013

EL SANTUARIO DE PORTALS VELLS

JOSÉ MARÍA IBÁÑEZ


Cuevas de Portals Vells (Mallorca)
(Foto: horrach.blogspot.com)
Frente al mar, atravesando un camino entre las rocas encontramos el Santuari de la Mare de Dèu de Portals Vells; una cueva a la que se accede cruzando por uno de sus tres grandes portales. Históricamente se dice que la cueva es artificial, producto de las extracciones de piedras que se utilizaron para la edificación de la Catedral de Mallorca.

LEYENDA DE LA IMAGEN DE LA VIRGEN
Según la leyenda, en el siglo XV, unos navegantes genoveses se vieron sorprendidos en alta mar por un fuerte temporal. Ante el peligro inminente de morir ahogados, el capitán y su tripulación prometieron ante la imagen de la Virgen María que siempre viajaba con ellos, que si conseguían llegar sanos y salvos a tierra firme, le construirían en su honor una capilla en el lugar donde lograran desembarcar.

La tormenta cesó y lograron alcanzar la orilla en la zona de Portals Vells,  tallaron un altar donde, tal como habían prometido, depositaron la imagen de la Virgen. A finales del mismo siglo, gracias al trabajo de un grupo de artesanos locales, un segundo altar fue incorporado a la cueva, y el oratorio se convierte en un importante lugar de culto; al principio para marineros y pescadores, pero pronto acaba siendo un importante lugar de peregrinación para los habitantes de la zona y sus alrededores.
Oratorio de Portals Nous
(Foto: olemallorca.com)

Tiempo después, la imagen es trasladada en distintas ocasiones a una capilla de la cercana localidad de Calviá, pero, como ha sucedido en tantas otras leyendas protagonizadas por distintas imágenes de vírgenes, cada vez que la sacaban de la cueva, misteriosamente, volvía a aparecer sobre el altar donde la habían depositado originalmente los marineros genoveses.

Definitivamente, nos narra la historia, en 1866, la imagen es trasladada a la nueva iglesia parroquial edificada en la vecina localidad de Portals Nous; donde permanece en la actualidad.

¿ENCLAVE TEMPLARIO?
Pero no acaba aquí la historia de este enigmático enclave. Para el investigador alemán Franjo Terhart (El Tesoro Templario), tanto el altar como la pila de agua bendita, excavados en la cueva le recuerdan "a la iglesia de los templarios de Saint Nectaire, en una cueva del macizo central. Pero quizá solo la redescubrieron  y colocaron la estatua de la Virgen en el nicho, cuyas dimensiones coinciden exactamente con las que encontré en el templo subterráneo de Normandía".

El escritor teutón también se pregunta el motivo por el cual unos simples marinos genoveses grabaron en el interior de la cueva unos misteriosos símbolos, muy parecidos a los que él ha encontrado durante sus investigaciones en determinadas iglesias templarias. 

Altar interior de la cueva
(Foto: horrach.blogspot.com)
Efectivamente, un Sol, una Luna, ruedas solares y una intrigante cabeza adornan la pared por encima del altar de la Virgen: "Todo el conjunto tiene un aspecto pagano, al menos herético. ¿LLevaron a cabo en este lugar sus iniciaciones secretas como por ejemplo, en otro lugar de la Bove des Chevaliers, en Normandía? ¿Y qué significado tuvo entonces el nicho sobre el que sobresale una cabeza grabada en piedra?

Respondiendo a las preguntas de Franjo Terhart. No sería de extrañar que los templarios utilizaran la cueva para sus rituales y reuniones secretas, algo que ya ocurrió en la Cova de Sant Martí (Alcudia, en la zona norte de Mallorca), de la que hablaremos largo y tendido en un próximo artículo. 

Y en cuanto a la cabeza grabada en la parte superior del altar de la Virgen, podría tratarse de un Baphomet, la cabeza que aparece en muchos enclaves pertenecientes a la Orden de los Caballeros Templarios.

Un enigma más de nuestra historia.


1 comentario:

  1. De acuerdo con la historia de los Templarios, el jefe barbudo que utilizaron en los cultos (aunque se pensaba en un principio para ser la cabeza de Cristo) fue el de San Juan Bautista

    ResponderEliminar